CIRUGÍA DE MASCULINIZACIÓN DE LA VOZ: ¿SÍ O NO? LARINGOPLASTIA DE RELAJACIÓN O TIROPLASTIA TIPO III DE ISSHIKI

LARINGOPLASTIA DE RELAJACIÓN O TIROPLASTIA TIPO III DE ISSHIKI

La cirugía de masculinización de la voz, laringoplastia de relajación o tiroplastia tipo III diseñada por el famoso cirujano de apellido Isshiki es una intervención quirúrgica de las cuerdas vocales que permite al sujeto agravar o descender el tono de su voz. Se trata de una cirugía que ha sido ofrecida tanto para pacientes transgénero tras el fracaso de la terapia hormonal en cuanto al impacto en la voz, como en usuarios cisgénero que sienten disconformidad en cuanto a su emisión vocal y tonal. 

Algunos especialistas en el área de la voz concluyen que la voz en el hombre transgénero presenta menos problemas porque la testosterona aumenta la masa de los pliegues vocales e induce a una frecuencia fundamental menor mientras que eso no ocurre en la mujer transgénero con la administración de estrógenos o en personas cisgénero con dificultades hormonales o funcionales relativas a la voz. 

Esto ha originado una notable desigualdad en la literatura científica y en la clínica en cuanto al entrenamiento o terapia vocal comparada con la mujer transgénero. Sin embargo, se ha llegado también a argumentar que las voces de hombres transgénero que no ha sido trabajadas por la logopedia son percibidas como las voces graves de mujeres biológicas o de hombres cisgénero homosexuales. 

“LA LOGOPEDIA ES LA ÚNICA ESPECIALIDAD CAPAZ DE TRABAJAR LA MASCULINIDAD DE LA VOZ Y EL HABLA”

En cuanto a la hormonación en el hombre transgénero, durante un periodo de tiempo que abarca pasados los tres, seis y doce meses, la frecuencia fundamental disminuye significativamente, aunque son bastante comunes la aparición de síntomas vocales como la inestabilidad o la fatiga vocal, por tanto, es imprescindible detectar, estudiar e informar a aquel grupo potencial de hombres transgénero que pasado este proceso precisa terapia vocal, bien sea por inconformidad, estabilidad, fatiga vocal o insuficiente descenso tonal o frecuencial de la voz. Los cambios son tan abruptos que la voz precisa de un acondicionamiento guiado por la logopedia especializada. 

En términos relativos a la voz, el tratamiento con testosterona y la cirugía de masculinización de la voz representa sorprendentemente, incluso en la actualidad, las principales terapias para este grupo de la población transgénero o cisgénero que sufre inconformidad vocal, aunque esto sea fruto de falta de especialización, asesoramiento y se promulgue escasamente los tremendos beneficios y efectividad del entrenamiento vocal logopédico para masculinización de la voz y el habla. 

“LA HORMONACIÓN Y LA CIRUGÍA NO SON DETERMINANTES PARA CONSEGUIR UNA VOZ ESTEREOTIPADAMENTE MASCULINA. NO EXISTEN CIRUGÍAS MASCULINIZANTES NI FEMINIZANTES. HAY QUE TRABAJAR LA FORMA DE HABLAR, LA EXPRESIÓN Y LA EXPOSICIÓN ENTRE MULTITUD DE CARACTERÍSTICAS”

Se han documentado en una gran mayoría de hombres transgénero variedad de síntomas vocales como la falta de agilidad vocal, la imposibilidad de bajar el tono, falta de brillo o oscilación tras la hormonación, que han desembocado en cirugía de masculinización de la voz o en hábitos nocivos cuando podrían haber sido solventados por una adecuada terapia vocal con una mayor tasa de victoria. Nos encontramos con dos dilemas importantes: tanto la cirugía de masculinización de la voz como los efectos de la hormonación son irreversibles. Esto quiere decir que los efectos o inconformidad vocal no podrá ser subsanada, no hay vuelta atrás. La única opción factible tanto al comienzo como llegados a este punto vuelve a ser el entrenamiento vocal logopédico de masculinización de la voz y el habla guiado por un profesional especializado en el área. 

El paciente debe realizar, como primera opción, un programa de intervención y entrenamiento vocal logopédico con dicho fin, ser bien informado sobre las posibles consecuencias por todos los especialistas implicados y pedir información a todos los que crea conveniente, bien sean de la misma disciplina o de una relacionada. La integridad de las cuerdas vocales es primordial y, siempre que sea posible, la cirugía de masculinización de la voz se debe evitar, pues conlleva riesgos que implican cierto grado de disfonía y resultados irreversibles.

EN RESUMEN: CARACTERÍSTICAS DE LA CIRUGÍA DE MASCULINIZACIÓN DE LA VOZ, DESCENSO DE LA FRECUENCIA FUNDAMENTAL DE LA VOZ, AGRAVAMIENTO DEL TONO VOCAL O TIROPLASTIA TIPO II DE ISSHIKII:

¿Qué es la laringoplastia de relajación o tiroplastia tipo III de Isshiki?

  • Es un acortamiento artificial de las cuerdas vocales con el objetivo de agravar la voz para obtener un sonido “socialmente masculino”. Afecta exclusivamente a la frecuencia fundamental PERO NO a otros aspectos primordiales como el gesto vocal, el habla, la entonación o el lenguaje no verbal, entre variedad de características.

¿Cuál es la finalidad quirúrgica?

  • Reducción de la longitud anteroposterior del cartílago tiroides.
  • Disminuir la tensión que originalmente tienen las cuerdas vocales. 

¿Cuándo se recomienda?

  • Cuando la persona presenta una frecuencia excesivamente aguda por una rigidez congénita o hereditaria, patológica y permanente en las cuerdas vocales. NO PARA MASCULINIZAR.
  • Cuando rara vez la intervención logopédica fracasa en caso de muda vocal alterada en pacientes con problemáticas funcionales. Consultar siempre con logopedas especialistas.
  • Disfonía espasmódica. Origen neurológico. 

¿Qué recomendaciones podemos ofrecerte?

  • En casos de demandas para masculinización de la voz y el habla o “agravamiento de la voz” el paciente debe realizar, como primera opción, un programa de entrenamiento e intervención y evaluación vocal con dicho fin. Es importante que el/la logopeda esté especializado/a. 
  • Asesoramiento multidisciplinar. El usuario debe ser bien informado sobre las posibles consecuencias por todos los especialistas implicados y pedir información a todos los que crea conveniente, bien sean de la misma disciplina o de una relacionada.
  • La integridad de las cuerdas vocales es lo primordial. Siempre que sea posible, la fonocirugía o cirugía de masculinización de la voz se debe evitar, pues conlleva riesgos y resultados irreversibles. La logopedia siempre debería ser la primera y única opción.
  • Reducción de la longitud anteroposterior del cartílago tiroides por extracción de fragmento.
  • Por ende, disminución de la tensión que originalmente tenían las cuerdas vocales, lo que provoca flacidez, falta de tirantez y tono agravado, aireado y levemente disfónico.

Cirugías de masculinización de la voz como, en este caso, la laringoplastia de relajación o tiroplastia tipo III de Isshiki, deben esperar a un hipotético fracaso logopédico, mantenerse al margen y evitarse siempre y cuando existan resultados que mencionadas intervenciones logopédicas demuestran actualmente. Estudiar y evaluar cada caso con detenimiento, ofreciendo información sobre todas las alternativas posibles y sus consecuencias será nuestro deber como terapeutas.

¿Qué pasos va a seguir la persona transgénero o cisgénero interesada en disminuir el tono de su voz y adquirir un habla más masculina?

  • Evaluación y asesoramiento vocal. Entrevista con el especialista. Sesión gratuita.
  • Diseño específico y adaptado de la intervención vocal. Familiarización con los materiales.
  • Sesión de entrenamiento vocal semanal con seguimiento diario.
  • Naturalización de los cambios vocales conseguidos.
  • Revisión y final del entrenamiento.

No dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo a través de cualquiera de nuestras múltiples vías para conseguir tu primera cita gratuita de evaluación y asesoramiento vocal.

DAMIÁN OSORIO

Logopeda

Jiménez, L. H. & Barreto, T. (2012). Laringoplastia de relajación o tiroplastia de tipo III. Univ. Méd. Bogotá, 53(1): 86-93. 

Sociedad Española de Otorrinolaringología. (Coord.). (2014). Libro Virtual de Formación en Otorrinolaringología. Recuperado de http://booksmedicos.org.pdf

Bultynck C., Cosyns M., T ́Sjoen G., Van Borsel J. & Bonte K. (2020). Thyroplasty Type III to Lower the Vocal Pitch in Trans Men. American Academy of otolaryngology-head and neck surgery, 164(1),157-159. 

Saito Y., Nakamura K., Itani S. & Tsukahara K. (2018). Type 3 Thyroplasty for a Patient with Female-to- Male Gender Identity Disorder. Case reports in otolaryngology. https://doi.org/10.1155/2018/4280381 

Lloréns Navarro J., Horno López J. & Amador García J. M. (2014). (2014). Fonocirugía. Tiroplastias. Libro Virtual de Formación en Otorrinolaringología. Recuperado de http://booksmedicos.org.pdf 

Webb H., Free N., Oates J. & Paddle P. (2020). The Use of Vocal Fold Injection Augmentation in a Transmasculine Patient Unsatisfied with Voice Following Testosterone Therapy and Voice Training. Journal of Voice, In press. 

Start typing and press Enter to search

Hola, tienes preguntas ?

ESCRÍBENOS POR WHATSAPP
Masculinización de la voz para hombres transgénero